Los Principios de la Apertura (Parte 1)

Desarrollo de las fuerzas

En una partida de ajedrez juega un papel importante el factor tiempo. Aquel que se ha adelantado en el desarrollo de las piezas, toma generalmente la iniciativa y puede concretar sus planes con más facilidad si tiene más fuerzas en un determinado sector del tablero. Sin embargo, suelen darse partidas en las que uno de los contrincantes, tratando de evitar tal o cual continuación teórica o persiguiendo algún propósito determinado, malogra el principio de desarrollo y ya al comienzo de la partida cae en una situación difícil. He aquí una partida corta, en la cual las negras movilizaron su dama en forma prematura, perdieron una serie de tiempos para su retirada, se retrasaron en desarrollo y abandonaron rápidamente: Boleslavsky,I – Gurgenidze,B 1-0 (Semifinal del Campeonato de la URSS, 1960).

Defensa Siciliana. A Su Majestad hay que respetarla, y si bien puede tener excepciones, el principio de que no hay que movilizar demasiado pronto la dama siempre tiene vigencia. Veamos lo que sucedió en la corta partida Zuboya,N – Konstantinova,T 0-1, Campeonato Juvenil de la URSS 1968.

Para la dama un peón “b” indefenso es siempre causa de tentación. El problema es que ese peón frecuentemente es un peón envenenado. En la partida Taimanov,M – Savon,V 1-0 (Semifinal del Campeonato de la URSS, 1962), las negras jugaron con poco acierto la Defensa Holandesa, y no sólo retrasaron su desarrollo, sino que, además cedieron totalmente el centro a su contrincante.

Los resultados de tal planteo se hicieron ver muy pronto. En la partida Petrosian,T – Kortschnoj,V 1-0 (Torneo de los Pretendientes al título de Campeón del mundo, 1962), imperceptiblemente las negras se encontraron en una situación difícil debido a su demora en el desarrollo.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *